Déjanos un mensaje 1
loader image

Deja de vender productos, vende historias (Parte 1 de… muchas)

Dicen que detrás de cada buen recuerdo, hay una buena historia, o mejor dicho, toda buena historia es un grato recuerdo.

Se han preguntado por ejemplo, cuáles son sus películas favoritas? Sus series favoritas? Por qué éstas están por sobre otras cientos que hemos visto.

Una primera respuesta sería: Nos hizo recordar a algo o alguien de nuestras vidas, lo asociamos y por ende nos vimos reflejados en esta historia. Puede ser o no el caso.

Otra respuesta podría ser: que traspasó la pantalla y me dejó con más dudas que respuestas.

Esta segunda respuesta es con la que yo califico una buena película, serie o historia, aquella que me sacó de la butaca (efecto butaca) y me hizo replantearme cosas, llevarme preguntas a mi casa, encontrarle sentido luego de semanas, meses o años.

Ahora piensa, tienes un emprendimiento de algún servicio o producto. Si vendes el producto, está bien, pero si vendes lo que hay detrás es mucho mejor. 

Las personas actualmente no compran algo solo porque les insistes y los llenas de publicidad, esa publicidad debe adentrarse en lo más íntimo de ellos y conectar con alguna sensación, esa sensación posteriormente hará que las personas vuelvan por tu producto. Solo piensa un momento, por qué millones de personas prefieren marcas como Nike, Coca-cola, Apple, en vez de poder elegir otra bebida, otra zapatilla, otra laptop. La respuesta es simple, estas marcas y muchas otras comprendieron que vender el producto lo puede hacer cualquiera (publicidad de primera mitad del siglo XX) pero lo que te hará recordarlas son las historias que hay detrás, y con historia no me refiero a los acontecimientos que llevaron la marca hasta donde está, algo cronológico que contar, algo histórico. Sino a una sensación y concepto que engloba la marca, lo cual puede ir variando con el tiempo. 

Esto da para mucho, saber que vende más y que vende menos, pero para finalizar (por ahora) les dejo este ejemplo:

El Nike de comienzos del 2000 vendía vestuario deportivo para atletas de elite, solo veías a los mejores atletas del mundo en sus spots.

El Nike de los últimos 10 años quiere que tu, que estás comenzando en el deporte, que comenzaste a correr tus primeros kilómetros o a hacer tus primeras sentadillas puedas comprar unas zapatillas deportivas y superarte a ti mismo día a día.

En futuras entradas daré algunos tips de cómo poder contar una historia con tu producto y qué elementos utilizar, cuáles desechar y qué autores leer. Nicolás L.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *